Muchas veces tenemos en la mente una idea que creemos que puede llegar a ser un gran prospecto de negocio, pero tenemos la incertidumbre de si realmente esta será rentable ya que el miedo al fracaso es uno de los principales factores que detienen a las personas que desean emprender un negocio.

Primero es necesario definir que es una idea de negocio por lo cual podemos decir que es la noción de detectar una necesidad o problemática la cual buscamos satisfacer por medio de la implementación de un producto o servicio que nosotros desarrollaremos o brindaremos.

Recordemos que ideas siempre surgen, los niños tienen muchas cada día, al igual que los jóvenes y adultos que siempre se nos ocurre algo nuevo día a día, pero no cualquier idea es una idea de negocio siempre es necesario evaluar lo que tenemos en nuestra mente y saber si esta podrá ser llevada a cabo de manera exitosa. Aunque hoy en día no podemos saber a ciencia cierta si esa idea que se tiene será el boleto de lotería que siempre has soñado o será la peor inversión que harás, te podemos proporcionar una serie de criterios a considerar que una idea debe tener para poder desarrollarse en un negocio.

¿Cómo saber mi idea será exitosa?

1.- ¿Te apasiona?

El primer aspecto a considerar dentro de las métricas para evaluar tu idea es saber si está realmente te apasiona, te inspira y te hace sentir pleno cada vez que te miras en ella realizando las diferentes actividades que conlleva tu idea de negocio. Esto se para saber si realmente lucharas para desarrollarla y no dejaras las cosas a mitad del camino, la motivación es el factor principal para determinar la vida de una idea.

“… lo que separa a los emprendedores exitosos de los que han fracasado es la perseverancia” – Steve Jobs

2.- ¿Qué tan compleja de es tu idea?

Y es que un punto importante es saber qué es lo que voy a implementar con mi idea ya que muchos emprendedores llegan con grandes sueños de impulsar una empresa multinacional y no nos referimos a que eso no pueda suceder o que tengas expectativas pequeñas de tu idea, si no a que seamos realistas y aterricemos la idea en algo sencillo que podemos con el paso del tiempo desarrollar en algo mayor.

Al igual es importante que el producto o servicios a brindar no solo debe satisfacer la necesidad de nuestros clientes si no que debe facilitar su vida y su uso no debe ser complejo, ya que los clientes no quieren complicarse lo que buscan es satisfacer de la manera más rápida su necesidad.

3.- ¿Cómo pretendes obtener ingresos?

Un tema el cual nos lleva a convertir una idea a un plano más realista es conocer el modelo de negocio que debe seguir mi idea para obtener ingresos, mientras menos pasos y menos complejo sea tu modelo de negocios desde un inicio será mucho mejor ya que está en una fase inicial la cual demandara mucha atención en diversas área y un modelo simple de negocios te ahorrara mucho tiempo que desearas invertir en otras áreas.

4.- ¿A quién y donde ofrecerás tus producto / servicios?

Conocer nuestro mercado meta así como el mismo mercado en donde nuestra idea incursionara nos dará una idea sobre el comportamiento de lo que ofreceremos.

Asegúrate que tu idea de negocio tenga un espacio dentro del mercado, ya que siempre hay ideas innovadoras y diferentes pero que muy difícilmente alguien adquiriría, eso es lo que diferencia una idea a una idea de negocio, la capacidad de poder ser adquirida por la mayor cantidad de personas posibles.

Conoce a tus clientes ¿Quiénes son? ¿Qué les gusta? ¿Por qué les gusta? ¿Dónde están ubicados? Tener un perfil completo de nuestros futuros clientes nos dará la facilidad de saber qué áreas de nuestra idea potencializar para llegar hacia ellos.

Ubica tu mercado, analízalo, estúdialo, intercambia experiencias con ellos, conoce sus debilidades y bondades así como las últimas tendencias y el porqué de ellas, ten un margen claro de tu competencia, quienes son los principales representantes y él porque, teniendo claro esto podrás ver si realmente es un sector donde quieres competir y cuál será la mejor forma de hacerlo así como podrás identificar donde es necesario pulir tu idea, replantearla o de  plano desecharla.

5.- ¿Qué tan realista eres con tu idea?

Es extremadamente fácil caer en el concepto de que nuestra idea es lo mejor del mundo pero la realidad es que siempre hay áreas que mejorar por lo cual es muy útil sentarnos a pensar y plantearnos diferentes situaciones y casos de como reaccionaríamos ante ellas, lo cual nos arrojara una serie de errores a corregir o estrategias que fortalecerán la idea de negocios.

6.- ¿Qué te hace diferente a los demás?

Siendo realistas hoy en día la mayoría de los mercados tienen grandes competencias, desarrollar una idea de negocio sin tener un elemento diferenciador desde un inicio tiene altas probabilidades de fracasar ya que la competencia esta mucho antes que tú y tienen mayor experiencia, por lo cual evalúa si tu idea cuenta con un elemento solido que haga que tu sobresalgas de los demás y permitas ser ampliamente identificado por ello, esto es tan importante que muchas de las empresas usan ese elemento en su eslogan.

7.- ¿Qué opinan los demás?

No temas en compartir tu idea, es necesario escuchar las diferentes opiniones de los demás y entender el porqué de sus contradicciones, no hay nada mejor que poder retroalimentarte de las opiniones de personas, durante este proceso podrás encontrar personas que se sumen a apoyarte a desarrollar tu idea e incluso personas que puedan tener ideas similares las cuales complementándolas tendrán aún mayores probabilidad éxito.